Tu lo sabes. Aunque no quieres ser consciente de ello. El mensaje está en un sobre cerrado, al fondo del baúl polvoriento.

No quieres limpiar, no quieres remover lo que hay por encima, porque te cuesta trabajo aceptar que tendrás que encontrarlo, tendrás que abrirlo y leerlo. Y entonces ya no podrás olvidar las palabras mágicas.

Por miedo o por pereza, vuelves la cabeza cuando pasas por delante. Por pereza o por miedo, evitas el baúl como si quemara.

Pero sabes que tendrás que ceder, mejor antes que demasiado tarde.

Mejor ahora, que cuando duela demasiado.

Vamos, da un paso, cógelo, lee, reflexiona, todo está en tí, comienza tu tarea.

No habrá vuelta atrás cuando comiences.

No tengas miedo, solo es difícil el primer paso, después el camino se irá marcando, la magia surgirá y sentirás un gran alivio.

El sol brillará y el viento refrescará tu piel. Serás libre.

Anuncios