file0001218033650

Te he echado de menos

Se acercó silenciosamente por su espalda y la abrazó
“Te he echado de menos”
Corazón de chocolate que late
Al ritmo de una canción
Aquella que bailaron pegados
Fundidos sus cuerpos y sus almas.
Se funde el chocolate en sus manos
Cuando acaricia su cuerpo
Saborea el dulzor de sus besos
Y de nuevo le dice:
-Te he echado de menos

 

azahar

Azahar

Ella se sentía feliz sentada en una silla del jardín, mirando cómo él paseaba pensativo entre los naranjos en flor. Un embriagador aroma a azahar envolvía sus sentidos.
Él, entonces, se volvió hacia ella y extendiendo sus brazos, la llamó, sonriendo con complicidad.

Ella sintió la necesidad de levantarse y echar a correr en busca de sus caricias…
Un mensaje inexpresivo a través de los altavoces le hizo abrir los ojos y mirar a su alrededor.
Estaba en una estación de tren, triste y fría. A su lado otra mujer con intenso perfume a azahar sacó un espejo de su bolso y se perfiló los labios. Por un instante sus miradas se cruzaron. Creyó ver en sus ojos ilusión y supo que era una mujer amada y esperada.
Las ramas de los árboles de la estación se doblaban y el viento gritaba su nombre.
Se levantó y echó a andar hacia ese tren que la esperaba para conducirla a un nuevo destino.

Paloma del Amo
18/06/2015

 

 

Anuncios